Ambar Soviet Punk

Ambar Soviet Punk

Desde hace un tiempo, frecuento webs de subastas, de segunda mano, tiendas de compra y venta de material fotográfico, buscando distintas lentes “interesantes”. Empecé a encapricharme con las lentes MIR, Helios de la antigua Unión Soviética, y en esta búsqueda dí con la gente de Ironglass adapters, que han creado varios sets muy interesantes, a partir de estas lentes haciéndoles distintos rehousings (standard, anamorphic bokek, ab purple, ab amber…).

Tenía entre manos un proyecto, en el que podrían encajar, era arriesgado elegir estas lentes para ello, pero precisamente  por ese riesgo, me parecen aún mejor opción (el proyecto sigue en preproducción por lo que, cruzo dedos y no doy muchos datos aún).

Me voy por las ramas, total que contacté con Ironglass para tratar de averiguar si habían vendido estos sets de ópticas a algún rental español, a lo que me contestaron que no, intercambiamos algunos mails proponiendo hacer demos de producto aquí y otras formas de colaboración , pero de nuevo con la nueva situación provocada por el Covid, y sus problemas de stock no llegamos a ningún acuerdo.

A principios de octubre Paul Stein, me ofreció rodar un videoclip para Nat Simons, en el que mezclar texturas de distintas cámaras, digital, hi 8… una fotografía «sucia» y en clave baja, me pidió que propusiera lentes no “convencionales”, el proyecto era low cost, y de nuevo me vinieron a la cabeza el set de soviet lens de IG, y esta vez sorpresa, RC Service ya las habían adquirido y las tenían en Madrid.

Los llamé de inmediato, David me invitó a una tarde de test de lentes vintage, al llegar tenían desplegados varios sets, y montado en una Alexa LF un Zeis Jena, alrededor maletas con Mamiya, Zeiss Jena, Kiev neutras y Kiev ámbar anamorphic bokeh, con diferencia las más “punkis” y sucias. Me fui directo a ellas, y monté el 58 mm, tremendo espectáculo de flares anamórficos teñidos…  cuando vino David a ver que me parecía, se sorprendió que me hubiera ido directamente a las mas “sucias”, pero el proyecto lo pedía, y será (creo) de las pocas veces que pueda usarlas.

Finalmente la configuración que llevamos para el videoclip fue una Sony FX9 con las Ironglass Ambar, en breve podré mostrar el resultado final, en este post adelanto algunos frames.

Como me avisaron y pudimos comprobar tanto en las pruebas previas en RC como en rodaje, cuando hay luces directas o parásitas a cámara, las lentes se convierten en un festival de flares y halos, que depende de para qué pueden estar genial, o llegar a resultar excesivos y molestos, pero en este proyecto nos venían bien y los buscábamos.

Cuando no hay luces directas a cámara, las lentes son bastante nobles, dando cierta calidez a las pieles, entre otras cosas por el recubrimiento ámbar de su barril interno, el desenfoque es suave y bastante orgánico, es acusada la pérdida de nitidez del centro a bordes, cosa que les da cierta personalidad.

Son unas lentes muy interesantes, quizás sólo aptas para cosas muy concretas, pero a tener muy en cuenta para producciones de bajo presupuesto y sin duda por la «plasticidad» que aportan.